La presa Chalons, la más antigua en explotación en Cuba con 114 años, es uno de los reservorios de agua que abastecen a la ciudad de Santiago de Cuba y actualmente vierte por las abundantes lluvias de noviembre.

Anuncio

Fue diseñada para embalsar un millón 500 mil metros cúbicos, pero su capacidad está algo reducida por la sedimentación acumulada en el fondo durante el paso del tiempo.

Localizada a alrededor de seis kilómetros al norte de la urbe oriental y cercana a la planta potabilizadora de Quintero, la veterana de las presas santiagueras suministra el preciado líquido a la cabecera provincial, junto a Charco Mono, que data de la década de los años 30 del pasado siglo, Gota Blanca, Parada y Gilbert.

En el caso de esta última fue la primera obra de su tipo construida por la Revolución en el territorio, a la cual le siguieron otras importantes inversiones para el desarrollo de esta rama, en particular con el programa Voluntad Hidráulica, impulsado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Onell Pérez Hernández, profesor consultante del Departamento de Ingeniería Hidráulica de la Facultad de Construcciones de la Universidad de Oriente, en unas de sus publicaciones sobre el tema reseñó que la construcción del primer acueducto en Santiago de Cuba fue iniciada en 1838 por el coronel Dionisio Carreño.

Tomó el nombre de ese oficial español, quien tuvo a su cargo la proyección y ejecución, y todavía quedan restos de esa obra en Paso de la Virgen, entre los poblados de Cuabitas y Boniato, detalló.

Le siguió la construcción de la presa Chalons en 1906, en la zona conocida anteriormente como el Cocal.

Transcurridos los años, la sequía obligó a poner en explotación la cuenca subterránea San Juan, la cual se mantiene hasta la actualidad.

La provincia santiaguera cuenta con 11 embalses con una capacidad para acopiar más de 690 millones cúbicos de agua.

qqqq

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here