Con razón exclamó Colón, “Esta era la tierra mas hermosa que ojos humanos hubieran visto”. El Top of the line desde mi encantadora experiencia, un paraíso natural, donde la creatividad de su dueño Pavel Barthelemy Suárez llego a la máxima expresión en la campiña cubana de Caletón Blanco, para ustedes donde quiera que estén La Villa de los Consuelos Santiaguera.

Anuncio

“Villa Consuelo” es un paisaje encantador, lleno de todo lo nuestro, su dueño un Santiaguero emprendedor con el empeño y la libertad de las aves en su vuelo, tenía un sueño desde mucho, sus primeros años rodaron en la experiencia adquirida en su trabajo inicial en el Meliá Santiago, por cosas de la vida sale de Cuba y se radica en el extranjero, pero la idea de la creación de su paraíso nunca lo abandono, su retorno a la casa natal fue casi un presagio.

Comenzar nuevamente fue tarea de valientes, pero para Pavel era ya compromiso con si mismo, me contaba que cuando compró el terreno, nada había allí, poco a poco, piedra por piedra fue levantando y creando su “Villa Consuelo”.

Llegar allí, fue todo una experiencia, tenía una gran expectativa, ya me habían comentado cuán agradable era la estancia, el punto de referencia, “después del barco hundido y antes de llegar a Caleton!!!.

B28A4BCE 1594 48E1 8F36 52D8E67D397D

Recibimiento de lujo, el día transcurrió y hasta allí muchos fueron llegando, su portada de Villa señorial, un gran portón, paredes decoradas en alusión al descubrimiento de America en esta residencia, que en su fachada hacia el mar nos recuerda una de las calaveras de Colon, un inflable para los niños, bungalows hechos al estilo del campo cubano con horcones y techos de guano rematados con cortinajes de lienzo fino, mesas, taburetes de madera para sentar a los visitantes a la hora de debustar de sus delicias culinarias, uno de ellos acoplado perfectamente para juegos de billar, caminos hechos de laja con el mar en su final, una hermosa playita también posee a la cual se accede a través de un caminito peculiar, la “Playita del amor” tiene las vistas más hermosas que pudiera imaginar, montañas verde azuladas la rodean y sientes ese agradable respirar, mezcla del aroma Del Mar y la montaña, su conjunto perfectamente recrea el escenario para una película romántica.

A la hora del almuerzo vino la parte mas fenomenal, era todo un manjar, cuanto gusto en la decoración de sus platos y bebidas, desde el arroz con mariscos coronado de muelas de cangrejos hasta sus creativas sangrias.

Y ni hablar del postre!!! los recordados e inolvidables cocos glacé que sin espacio para más, ninguno se atrevió a rechazar!!! finalizando la atracada con una propuesta de la que su dueño exclamó “esto va por la casa!!!” un licor digestivo, mezcla de menta con vodka que nos propició puro bienestar en la sobremesa.

Así transcurrió nuestro día en la “Villa Consuelo” y a la hora de regresar a casa, el solo pensamiento de pronto volver a estar en este paraíso natural.

“Villa Consuelo”, es además y vale destacar un espacio para celebrar el amor, bodas, cumpleaños y todo tipo de actividades festivas, muchas coordinadas con diferentes centros de asistencia social, fundamentalmente niños con discapacidades.

“Villa Consuelo” es y será siempre en mis recuerdos un paraíso en medio de la Campiña del Caleton Santiaguero.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 2 =