La historia que hoy les quiero contar nos remonta a una muy transcurrida esquina Santiaguera, la esquina del “Parque del Ajedrez”, lugar de reunión de tantas y tantas generaciones, intercepción de las antiguas e importantes vías comerciales, calles Enramadas y Santo Tomas, punto de referencia urbanístico en pleno siglo XIX y por esas cosas de la vida, el edificio que nos guardo en su muro, la única huella que nos perpetuó la memoria del Patriota y Periodista Santiaguero Diego Vicente Tejera.

Anuncio
F8E88AC7 F225 42AE 87AC BC5BC811F4D1
El “Parque del Ajedrez”, Enramadas y Santo Tomas, Santiago de Cuba.
Foto: José Roberto Loo Vázquez

El Gobernador español Carlos de Vargas Machuca en el período comprendido entre los años 1854-1860, comenzó los primeros arreglos de las intransitables calles del centro histórico de la añeja ciudad. Así, muy pronto construye sus primeras aceras, y lo interesante radicó en la toma de los ejes iniciales como punto de partida para su reorganización, sobre los que se fue expandiendo la trama urbana.
Por eso, la calle de Santo Tomás marcó el eje norte-sur y la de las Enramaderas o Enramadas señaló el este-oeste. A partir de entonces se dividieron, ellas y el resto de las vías paralelas, según fuera el caso, en altas y bajas.
Mas recientemente, justo en los principios y mediados del siglo pasado, años antes de la construcción del Parque que todos conocemos, radicaron allí al menos dos construcciones, en los años 1900’s un negocio llamado La puerta del Sol y en los mediados del siglo el recordado “Bar America”, la demolición de este último viejo edificio cedió el lugar a la construcción en la década de los 60’s del “Parque del Ajedrez” Santiaguero, diseñado por el arquitecto Walter Betancourt en 1965, estructura que hasta nuestros días jerarquíza uno de los puntos más importantes de la ciudad.

6187683C 88A4 4528 9B08 C05F683AEDEA
Mediados del siglo XX.
A6ADC32C A34F 4542 B097 C87450954727
Mediados del siglo XX.

El arquitecto Walter Anthony Betancourt Fernández nació el 18 de julio de 1932 en la ciudad de New York, Estados Unidos. Hijo de cubanos emigrados a Tampa en el siglo XIX, cursó estudios en la Universidad de Virginia y se graduó en 1955 de Bachelor of Science in Architecture. Walter Betancourt constituyó su familia en Santiago de Cuba y desde allí diseñó 17 obras con nuevos modelos para el Oriente del país, en las décadas de los años 60 y 70 del pasado siglo. Entre las que figuraron la pizzería Las Pirámides, el Fruti Cuba de El Caney y la Casa de Cultura de Velasco, en Holguín.

El “Parque del Ajedrez” es una original plazuela conformada en dos terrazas, logrando de esta forma la adaptación a los cambios altimétricos, la primera de ellas constituye un área de tránsito en diagonal como continuidad de las aceras que lo bordean, con bancos que hacen a su vez de jardineras. La segunda, más privada permite el disfrute de infusiones en su pequeña cafetería.
El diseño general está basado en la peculiar geometría que caracterizó las obras de su proyectista el Arquitecto Walter Betancourt, en la que combinó formas triangulares y líneas quebradas a partir de la recreación de una especie de patio interior colonial con su fuente en el primer nivel.
El parque está delimitado tanto por muros bajos como por otros pertenecientes al segundo nivel, los primeros interrumpidos por escalones que marcan la direccionalidad en diagonal y los otros bordean tanto el área de bancos, la zona posterior de la fuente y las jardineras de los diferentes niveles.
El piso de ambas plataformas está conformado por grandes paños de Hormigón, decorados con mosaicos. En la esquina o acceso principal, Betancourt optó por la forma de un semicírculo, flanqueado por columnas piramidales truncas que sustentan una pérgola y las lámparas de barras de Acero corrugado.

580E78B8 B089 4BF8 9CDB 4F45213435EB
El “Parque del Ajedrez”, Enramadas y Santo Tomas, Santiago de Cuba.
Fotos: José Roberto Loo Vázquez

Al segundo nivel se accede a través de escaleras señalizadas por canteros de vegetación y localizadas en cada uno de los extremos. Este nivel quedó delimitado por los dos edificios colindantes de las calles que convergen en esta intersección, para esto el arquitecto propuso un muro en forma de cuña seccionado transversalmente y revestido con mosaicos.  Las mesas de este nivel que reproducen un tablero de Ajedrez, están protegidas por una cubierta o enredadera vegetal que descansa en una pérgola. El límite físico del área queda constituido por pórticos a modo de columnas piramidales enlazadas en su parte superior por herrería triangular que rememoran las cubiertas inclinadas de la arquitectura tradicional Santiaguera.

El entorno que rodea este espacio muestra ejemplares valiosos de la arquitectura ecléctica y neocolonial moderna, donde conviven unos con otros, logrando un perfecto equilibrio.

Pero con la creación del “Parque del Ajedrez”, allí justo en el muro hacia la calle Santo Tomas quedó para siempre enmarcada la única huella del intelectual y patriota Santiaguero Diego Vicente Tejera, amigo de José Martí, un medallón/busto realizado por el escultor Holguinero Mario Santi Garcia, el mismo escultor entre tantas otras obras de las seis esculturas monumentales del exterior del panteón y de la estatua de José Martí en el Mausoleo al apóstol en el Cementerio de Santa Ifigenia, colocado por iniciativa de La asociación de reporteros de Santiago de Cuba, en el año 1943.

Quizás tras muchos años de ese pasar cercano pero agitado en nuestras vidas en la ciudad, nunca visualizamos esos pequeños detalles que nos narraban la verdadera historia y sus personalidades a través de los años, una simple placa con un busto impreso del patriota, periodista y poeta Diego Vicente Tejera en el “Parque del Ajedrez”, haciendo llamado permanente a quien fuera un intelectual y Patriota digno representante de los Santiagueros nobles.
Patriota cubano, poeta, periodista, ensayista, crítico literario. Político independentista y socialista, defensor de los pobres y de los obreros. Fundador del socialismo democrático en Cuba, intelectual cuya obra literaria no puede separarse de su vida y acción política y revolucionaria.

Diego Vicente Tejera, nace el 20 de noviembre de 1848 en Santiago de Cuba. Hijo de los santiagueros Diego Vicente Tejera y Piloña y Ascensión Calzado y Portuondo.
Estudió en el Seminario San Basilio Magno (antiguamente preuniversitario Otto Parellada) en Santiago de Cuba, que abandona por haber perdido su afición al sacerdocio. Ingresando en la escuela preparatoria, de la cual pasa al Instituto de Segunda Enseñanza.
Resultado de múltiples causas desde niño desarrolló una gran sensibilidad por los asuntos sociales y una alta vocación de sacrificio, el rechazo al régimen disciplinario que vivió en el Seminario San Basilio; una cierta rebeldía innata, las historias que escuchaba en el hogar sobre las causas de la Revolución de Haití, las luchas sociales que tuvieron lugar en su época de adolescente hacen que se incline por la justicia social y por la política.
Con tan solo 16 años de edad, intenta alistarse como soldado en una de las columnas españolas que partía a Santo Domingo, intento que resulta fallido, por lo cual él y su amigo Palacios emprenden su primera acción contra el colonialismo español, escriben unos versos contra la metrópoli, hacen de ellos 100 copias y los distribuyen.
En consonancia con la acción anterior, toma del laboratorio del Instituto un frasco de ácido y lo rompe en la boca del cañón que los españoles regalaron a la ciudad de Santiago de Cuba.
Profundizó sus conocimientos de agronomía e hizo estudios de medicina alternados con los de derecho,además de filosofía, acercándose a la obra de los ideólogos del Marxismo; sin embargo una vez por la sitiación determina abandonar una vez más los estudios. En 1883 contrajo matrimonio en La Habana con una bella y virtuosa joven María Teresa con quien tuvo tres hijos: Diego Luis, Ascensión y Paul Louis.

Recorrió diversos países de Europa y América y participó en innumerables acontecimientos históricos.
En 1866 se traslada a Estados Unidos, viaje que se efectuó en 19 días al ser azotados por una tormenta. En ese país permaneció varios meses y luego viaja a Europa, visitando París, Londres, Bélgica y El Rhin. En Septiembre, al enterarse de la revolución contra Isabel III en España, parte para Madrid. Frustrado el movimiento se ve en la ciudad sin recursos y sin tener a quien recurrir.

De Barcelona se traslada a Nueva York para solicitarle a Miguel Aldama, quien oficiaba como representante del movimiento independentista cubano en Estados Unidos su envío a Cuba, solicitud que le negaron, por lo que permanece en ese país.
Firmado el Pacto del Zanjón, regresa a Cuba y colabora en varias publicaciones. Poco después parte de nuevo hacia España, pero al naufragar el barco, es llevado a Nueva York.
Teniendo 37 años, entra en contacto con los cubanos de la emigración, donde conoce a José Martí.
En 1879 regresa a La Habana, donde intensificó la actividad intelectual, frecuentó los círculos literarios de la época y llegó a convertirse en vocal de la Sección de Literatura del Liceo Artístico y Literario de Guanabacoa, dirigida entonces por José Martí
De 1888 a 1892, reside en París, trabajando en una entidad francesa. Publica la revista América en París, viaja a Cuba para inaugurar el teatro Tomás Terry en Cienfuegos y realiza varios trabajos literarios. Publica su obra Un sistema social práctico, sus grandes líneas.

En 1894 se establece en Estados Unidos, una dolencia lo imposibilita como combatiente en la nueva contienda bélica que acontecía en Cuba.
En 1897 efectúa un ciclo de conferencias e Key West, todas referidas a problemas relacionados con la sociedad cubana.

En 1898 llega a La Habana, y además de fundar el Semanario La Victoria, participa en las gestiones para la creación del Primer Partido Socialista Cubano, el cual se funda el 22 de mayo de 1899 y se disuelve a los seis meses de existencia. En el año 1900, un ulterior intento por fundar su partido, con el nombre de Partido Popular, fracasa, lo cual marcó su separación definitiva de las actividades políticas.
A los cincuenta y cinco años de edad, una incurable enfermedad le arrebató la vida, (cáncer de garganta) falleciendo el 6 de noviembre de 1903.

7FBB45F2 4D63 45F3 BCF8 199536283BDC

Y usted al igual que yo quizás se pregunte el porque de la selección del “Parque del Ajedrez” para situar este Medallón/Busto del patriota y periodista Santiaguero?
La respuesta es, el Medallón/Busto ya estaba allí, fue colocado en ese muro en el 1943 por la Asociación de Reporteros Santiagueros para recordar la obra del patriota y periodista, muchos años antes de la construcción en el año 1965 del “Parque del Ajedrez” y es que en esta esquina de la ciudad antiguamente se alzaba la residencia del patriota Diego Vicente Tejera.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 8 =