Cuando pienso en El Cristo, su clima, sus alrededores, sus calles y su gente, se me hace muy evidente el famoso dicho de que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

Yo, como buen cristense, me gustaba donde vivía, aunque para mí en aquel momento no era el mejor lugar del mundo.

Recuerdo que solía comparar mucho sus frutas con las ricas y jugosas que se cultivan en El Caney; deseaba ver muchos feligreses foráneos y nacionales, como sucede con El Cobre gracias al Santuario de la Virgen; aspiraba que fuera muy visitada por santiagueros deseosos de apaciguar el calor, como pasa con Siboney; y anhelaba, además por qué no, que tuviera una vista como la del Puerto de Boniato

Quería que El Cristo tuviera lo mejor de todos, y que fuera mejor que cualquiera de ellos.

el cristo santiago de cuba 10

Pase mucho tiempo con la teoría que debíamos hacer algún proyecto que permitiera colocar una estatua de un Cristo gigante, al estilo del de La Habana, o como el de Río de Janeiro…, en mi mente lo ideaba en una de las lomas más altas del pueblo y así hacer honor al nombre de nuestro querido terruño.

A mi entender esto sería una manera de poner el poblado en el mapa y situarlo como una visita casi obligatoria a cualquier turista nacional y extranjero que estuviera en la ciudad de Santiago de Cuba, algo así como imprescindible, como sucede como ir al Cobre.

el cristo santiago de cuba 6

Quizás mi idea no esté tan errada, y quien lea esta pequeña crónica puede que esté de acuerdo conmigo o no, pero no negaría que, si esto fuera un hecho, mucha prosperidad y oportunidades de negocios salieran a la luz como consecuencia de algo así.

En algún momento me di cuenta que esta idea era algo complicado de materializar, más en los momentos que vivimos, por eso luego de hablar de mi sueño para El Cristo, me concentro en lo bueno que sí está ya ahí y que quizás no supe valorar en los años de vida que estuve en este rincón del planeta.

Hoy, desde tierra foránea, El Cristo se ha convertido en mi hogar anhelado, en ese que al regresar me da paz y me carga de energía, como cuando se posa la cabeza sobre el regazo de una madre.

Pues resulta que El Cristo tiene muchos encantos.

el cristo santiago de cuba 12

Ahora mismo me viene a la mente el poco conocido pero espectacular Festival del Zapote, en el Cujabo, donde sí se dan los mejores zapotes de todo el Oriente de Cuba, y reto a alguien a que me diga lo contrario.

En este festival, que se realiza todos los años, puedes encontrar desde el zapote más pequeño hasta el más grande, como parte de las competencias que allí se hacen ese día.

Resulta, además, que el clima del Cristo, por su posición geográfica, es único e inigualable, porque tiende a ser muy fresco, a pesar de estar cerca de una de las ciudades más calientes de Cuba.

el cristo santiago de cuba 7

Recordé el famoso mango de Toledo Negro que, hasta donde sé, solo se puede encontrar en las lomas aledañas a El Cristo, y me viene a la mente también cuan productivas son sus tierras, donde como por arte de magia puedes cosechar casi todo lo que siembras

El mejor guarapo y el más dulce, lo he tomado en los cañaverales de mi terruño, recodé la belleza y jovialidad de sus habitantes, amantes de las fiestas, amigables, solidarios y hospitalarios.

¡Y cómo olvidar su increíble niebla en los amaneceres!, la niebla más espesa que puedes imaginar, caminar por ella, atravesarla, debe ser comparable con caminar en el cielo…

Si de hechos poco conocidos se trata, en El Cristo contamos con los antiguos colegios internacionales, una rica historia poco difundida, también hay muchas minas que ya no se explotan pero que están ahí.

el cristo santiago de cuba 5

¡Hasta el café que se cosecha en las lomas cercanas (El Cujabo, Barajagua) a El Cristo es increíblemente suculento!, siempre y cuando lo tomas cien por ciento puro.

Anualmente también se realiza en el campo aledaño a los edificios, el Festival del Papalote «Empinando los Sueños’’, donde muchos niños del poblado pueden volar sus creaciones que realizan con los güines de las cañas sembradas en la cercanía.

Otras actividades festivas muy conocidas son la Feria de Artesanía Popular y el carnaval infantil. Uno de sus atractivos principales es el famoso Cine Ayacucho, donde se hacen actividades de todo tipo por su localización y capacidad.

el cristo santiago de cuba 1

Uff… casi olvidaba el manantial. Les juro que es uno de los lugares donde brota el agua más cristalina que pueden imaginar y que he visto yo en mi vida.

Este manantial, a decir por las personas más longevas de mi poblado, nunca jamás se ha secado, ni en los tiempos más duros de sequía, y el cual ha servido como fuente de ingreso a muchos, ya que vendían agua en carretas, en las que cargan grandes tanques… fue por mucho tiempo el sustento de numerosas familias.

***

Por muchos años, consideré que El Cristo era uno de los consejos populares menos favorecidos de Santiago de Cuba, hablando de naturaleza y situación geográfica. Ubicado a 12 kilómetros aproximadamente de la ciudad, y con su gentilicio muy polémico porque muchos piensan que los nacidos en el Cristo somos cristianos cuando el gentilicio correcto es cristense, aun así, es uno de los consejos populares de la provincia… y eso no se puede olvidar, como tampoco que tiene su propia identidad, tradiciones, etc.

Recuerdo cuanto me divertía con un chapuzón en el río Guaninicum, nadar en la represa Mina el Quinto o caminar por sus campos recolectando frutas o montando yaguas.

Y qué decir de la peculiaridad de los nombres de sus lugares más conocidos como son La Tordera, La guarina, Pueblo Mocho, Barajagua, El Cujabo, Maceira, Arroyito, La curva de las S. Carretera de las minas y Ramal Minero.

Por estas y muchas más razones años después, mi sentir y mi forma de pensar son otros. Hoy creo que este poblado es súper favorecido en muchos sentidos, solo tenemos que observar detenidamente todo lo positivo he increíble que esta ahí, pero que por dejarnos llevar por el día a día no logremos ver y agradecer.

Contrario a años atrás, de veras me siento muy afortunado de haber crecido en este hermoso rincón del planeta al que llamamos El Cristo.

3 Comentarios

  1. Toda la razón en lo que escribes… yo nací y me crie en la entrada de Barajagua. La secundaria era en el poblado y me todo la neblina de cada mañana. Fui un pionerito ejemplar… era el qud hizaba la bandera, con el pelo mojado por la neblina… El el periodo especial el mango de toledo, mamey y corazón fueron la salvación…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here