El Totí es un pájaro pequeño que abunda mucho en la campiña cubana. En la región oriental de Cuba se les llama Choncholí.
El totí o zanate cubano (Ptiloxena atroviolacea), es una especie de ave paseriforme de la familia Icteridae endémica de la isla de Cuba.
Es la única especie del género Ptiloxena, terminó que se compone de las palabras griegas ptilon y xena significan respectivamente “pluma extraña” y atroviolacea en griego significa “negro y violáceo”. “Totí” y “Choncholí” son nombres onomatopéyicos.
Es un ave común en toda la isla de Cuba, en bosques, campos cultivados, y jardines de ciudades. No está presente en Isla de la Juventud ni en los grandes cayos de Cuba.

Anuncio
C52B3802 19EB 41E6 91DB 9089CC9FDC5B

Vive en las arboledas, a orillas de los bosques, e incluso hasta en las ciudades, su alimentación es muy variable e incluye granos, frutos de palmas y otras frutas, insectos, reptiles pequeños, y hasta se dice que comen garrapatas del ganado, razon fundamental por la que suele atacar las siembras de arroz, donde ocasiona grandes estragos, su nombre común en inglés es Cuban Blackbird.

3AA0800D 3D69 4628 B079 19C84C804D83

Existen dos refranes populares que lo hacen célebre y muy conocido por todos los cubanos:

“Todos los pájaros comen arroz y el totí carga con la culpa”, suele decirse popularmente, pues a este pájaro se le achacan los daños que cometen otras aves semejantes. Esa frase se utiliza cuando se atribuye a una persona culpas ajenas.

La culpa de todo la tiene el Totí”, este refrán es el más conocido.

Don Fernando Ortiz dice en su libro Nuevo Catauro de Cubanismos:

F072DE06 B376 46AF B097 AE816BBE47DF

“Que este pequeño plumífero hacía tanto daño a las cosechas y aún al azúcar almacenado, que era costumbre en los antiguos ingenios poner a un esclavo a cuidar que los totíes no se acercaran a picotear los sacos de azúcar o de granos almacenados. Los esclavos, puestos a cuidar lo que a ellos les faltaba, solían robar de los sacos almacenados y echarle la culpa de las faltas también a los Totíes, cuando el mayoral o el amo les reclamaban”.

Así surgió la frase “La culpa no de todo la tuvo el Totí”, que casi siempre usamos los cubanos para descargar nuestra responsabilidad, cuando somos sorprendidos infragante en alguna falta.

2FBF995D 18A3 4D1E A849 CCE51ACBD468
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 7 =