Las dos casas detrás del Museo de Diego Velázquez, La Casa de Diego Velázquez o El Museo de Ambiente Historico que hoy conocemos. 

Antes de abarcar la idea a principal de esta crónica acerca de las dos casas que conforman la Casa/Museo de Diego Velázquez, quisiera también llamarles la atención sobre el tema recogido en un artículo de la página Santiagoenmi, donde se hace referencia a una entrevista realizada a la DrC. Olga Portuondo, historiadora de la ciudad de Santiago de Cuba, bajo el título de “La villa tiene sus misterios”, el 24 de julio del 2010 como homenaje al Aniversario 495 de la Fundación de la Villa.
La duda que crea la respuesta dada por la doctora Portuondo a la pregunta realizada acerca del sitio donde vivió el Adelantado y primer Gobernador de la isla de Cuba Diego Velázquez de Cuellar (Cuéllar, 1465 – Santiago de Cuba, 1524).
Fragmentos textuales de la respuesta:
“(…) Yo no estoy convencida de que lo que hoy conocemos como su casa, en realidad lo haya sido. No creo que fuera construida antes de 1524, cuando falleció el Adelantado, aunque sí parece datar del siglo XVI.
Los castellanos aprovecharon la forma de vida de los nativos, sus costumbres, sus mujeres, sus maneras de levantar las viviendas. Así que pienso que Diego Velásquez también vivía en una casa de techo de guano, un bohío”.
Nunca tuve dudas de la posibilidad de que este inmueble haya pertenecido a la residencia privada del conquistador Español, pero ante las afirmaciones con mucho sentido, de la historiadora Santiaguera no puedo ser absoluta, además de que esta duda acerca de si Velázquez vivió o no en el inmueble no fue unica de la doctora Portuondo, otros estudiosos del tema también se plantearon las mismas interrogantes.

99B75CC2 7EF1 4592 991B 94CB5B81B5A1
Este cuadro donde se recrea la rústica Casa Real de Gobierno donde tuvo lugar la jura de Hernán Cortés, nos lleva al Santiago de Cuba de principios del siglo XVI, miramos a través de las puertas y ventanas y solo observamos la naturaleza pura, los posibles testigos la única población de indios aborígenes que allí habitaba antes de la colonización Española.

A pesar de lo antes expuesto entre los años 1965 y 1970, el Dr Francisco Prat Puig lideró un importante estudio arqueológico en la mencionada construcción con el objetivo de demostrar la antigüedad de la vivienda, pero que además, concluyó con el rescate y reconstrucción de la misma.  Prat defendía la hipótesis de que un edificio fortificado (y el caso al que nos referimos así lo es, lo que corrobora su “tronera orientada hacia la bahía”, sólo podía pertenecer al jefe de la conquista, pues ese tipo de ventanal defensivo sólo era autorizado por la corona española a los llamados Adelantados, título otorgado a algunas personas que llevaban adelante una tarea por mandato real, concluyendo que esta fue su residencia fortificada y la Casa de Contratación, donde la corona controlaba el comercio entre España y Cuba.

E5789297 FF15 4465 BADE F946480B4196
Tronera orientada hacia la bahía, sólo podía pertenecer al jefe de la conquista, pues ese tipo de ventanal defensivo sólo era autorizado por la corona española a los llamados Adelantados.

Otra constancia que valida las conclusiones del Dr. Prat es: “Según historiadores, cartas enviadas por Velázquez a los reyes de España en 1519, dieron cuenta en tan temprana fecha de la existencia del inmueble y de la fundición de oro en el local.  Esta última función fue corroborada al encontrarse restos de un horno durante la restauración de la residencia”. Al final y a pesar de lo demostrado ojalá y algún día podamos tener la certeza total sin lugar a dudas de la historia contada.

De lo que si no tenemos ni la más mínima duda es de la veracidad de la idea principal de esta crónica, acerca de las dos residencias que se fusionaron en el siglo XX para conformar el Museo.
La auténtica casa data del 1515 siglo XVI, ubicada al oeste del parque de Céspedes (Plaza de Armas durante la colonia) entre las calles Aguilera y Santo Tomás, se afirma que fue la Residencia del conquistador y primer Gobernador de Capitanía General de la Isla hasta su muerte en el 1524 a solo nueve años de la creación de la Villa, en 1519 se terminó la planta baja y la planta alta se concluyó para los años 1530 cuando era Gobernador Gonzalo Guzmán, reconstruida, transformada y utilizada para múltiples y variados usos desde Hotel hasta logia feminista, en el siglo XIX contigua con otra casa de puntal muy alto pero de un solo nivel que perteneció a la familia Dequesada.

En ambas se reflejan los ambientes de los diferentes siglos, es por eso que su historia está dividida en dos etapas.

54C6BC29 6042 4D9C 8EB6 89FEE1E9866D

La Casa del siglo XVI, es una joya de la Arquitectura Colonial Cubana, considerada la casa más antigua de vivienda que se conserva hoy en Cuba y Latinoamérica, mostrando esa fusión del Románico del siglo X-XIII con elementos de la cultura árabe o morisca como un ejemplo de transculturación que es el arte Mudéjar, surgido en Granada ,Andalucía y otras regiones al sur de España. La casa de Velázquez del siglo XVI, es un representante de la influencia morisca en el medio cubano debido lógicamente a los contactos que mantenía la colonia con Andalucía, lugar y ámbito preferente del arte morisco. Presenta un diseño con muros de cargas reforzados con contrafuertes y pilastras, la fenestración es de grandes ventanales y puertas con cierres de dos hojas con listones sencillos claveteados a la española, las ventanas y otros vanos tienen rejas de madera torneada.

Sus techos a dos aguas posibilitando la recolección de las aguas pluviales en los aljibes interiores, del tipo de artesonado mudéjar, sostenidos por alfarjes decorados, que apoyan sobre los muros y en este punto son rematados por sardinetes, los materiales utilizados son propios de la zona, fueron la piedra, el barro y la madera.

En los balcones de la segunda planta existen pies derechos terminados en zapatas de doble ménsula, que se unen a las soleras tablones de madera que soportan la estructura o artesonado del techo. Estas galerías tienen un barandaje de madera torneada que recuerda los existentes en las casas populares moriscas, sus ventanales con entramados de celosías enmarcadas por jambas diseñadas a relieve y con molduras que inicialmente fueron pintadas, los grandes portones se destacan.

En su interior superpone al arco ojival con el de herradura y se conjugan con los de medio punto que sostienen los corredores del patio interior.

Los espacios fueron decorados con profusión de elementos de cerámica en paredes y pisos, las cenefas pintadas y más adelante en el tiempo elaboradas con piezas de cerámica vitrificada, mientras que el patio interior se convierte en un oasis de frescura y espiritualidad conjugándose las flores y las plantas con las fuentes, el pozo con su decorado brocal.

Su función y objetivo fue la de albergar en el mismo espacio y tiempo la casa de vivienda del Gobernador Diego Velázquez de Cuellar y el local de Casa de Contratación y Fundición de Oro.
En 1519 se terminó la planta baja y la planta alta se concluyó para los años 1530 cuando era Gobernador Gonzalo Guzmán.

Llegado el siglo XIX dejo de ser lujosa residencia para convertirse primero en el hotel «La Venus», luego en cuartería, así como establecimientos comerciales, taller de confecciones textiles, una Logia Masónica, el Centro Republicano Español, oficinas y otras dependencias en un área de alrededor de un cuarto de manzana.

3161B106 BF9A 4B00 8138 48D82E479DAD
Hotel «La Venus».

En su conjunto arquitectónico muestra:
Galerías y colgadizos del siglo XVI
Ambientes de los siglos XVI, XVII, XVIII
Patio del siglo XVI
Horno donde se fundía el oro que se extraía en los inicios de la conquista y colonización, es anterior a la construcción de la casa.

62F46A86 EAD2 437D B5C4 093FFD634505

La otra parte que actualmente compone el Museo es una casa o residencia del siglo XIX,
su diseño Arquitectónico corresponde a una época donde las calles Santiagueras y de toda la Isla colonial se mejoran empedrándolas con chinas pelona o adoquinándolas con adoquines de madera dura, se trazan alamedas y otros perfiles urbanos, se incorpora el sistema de abasto de agua y el drenaje de la ciudad y en los finales del siglo se fomentan las bases para el alumbrado público.
La Arquitectura de esta casa o Residencia recibe las influencias neoclásicas que aparecen con el inicio de siglo, en ella son sustituidos los tejados inclinados y armaduras que se utilizaban en el XVI por techos planos, cubiertos en su interior por cielos rasos, decorados con pinturas.

44C46748 9E47 4BF0 8FC0 29192AAB8993

Presenta componentes que aparecieron a fines del siglo XVIII y alcanzan un máximo esplendor, como son las lucetas de medio punto con cristales de colores traslúcidos combinadas con la persianería francesa. La madera sigue presente en las persianas de las ventanas y en las puertas pero el hierro la sustituye en las rejas y barandas de escaleras y balcones, también se emplea profusamente en portafaroles, guardavecinos y guardacantones.

La historia social de dicha casa es bastante escueta, aunque no por ello menos interesante, fue habitada por una familia santiaguera de apellido Dequesada, la cual residió en ella por un periodo largo de tiempo. Con el decursar de los años, alguna información encontrada relata que esta familia se trasladó a la zona residencial de Vista Alegre y la casona pasó a ser un liceo para mujeres de efímera vida y en el zaguán se colocó una quincalla de la familia Babún.
Quizás existan otras razones por las cuales la residencia de los Dequesada fuera utilizada para esos menesteres, pero es un dato comprobado el abandono que ocurre en el Santiago de Cuba de principios del siglo XX, cuando muchas familias del centro de la ciudad emigraron a la naciente zona residencial de Vista Alegre, en muchos casos este movimiento de las familias de más jerarquía fue promulgado por la inauguración a principios del siglo XX del tranvía eléctrico y la construcción del exclusivo barrio por Compañía de Urbanización y Ensanche de Santiago y El Caney, las casas de Arquitectura palaciegas alcanzan una mayor ostentación y así con el refinamiento adquirido por algunas familias criollas, las antiguas residencias abandonadas por la aristocracia se subdividen y alquilan y aparecen las ciudadelas, no está comprobado que este haya sido el caso de la familia Dequesada.
Los Elementos arquitectónicos que muestra:
Ambiente del siglo XIX
Cochera
Zaguán
Patio del siglo XIX.

Por los múltiples usos durante años ambas casas fueron quedando prácticamente en ruinas hasta que en el año 1965, la Comisión Provincial de Monumentos de Oriente, acomete la restauración, bajo el asesoramiento técnico del Dr. Francisco Prat Puig, con el fin de descubrirlas y llevarlas a su estado original.

AF7213E6 26FD 4D3E 87CB 46EFDEDA77C7

La casa original de Velazquez fue remodelada y anexada a la casa de la familia Dequesada, dada su importancia histórica, muchos «frescos» fueron rescatados luego del afanoso trabajo de quitar y quitar los repellos que los cubrian, fueron muchos los estudios que hubo que desarrollar, excavaciones, demoliciones buscando las bases originales en los tiempos del Gobernador Diego Velázquez hasta lograr lo que hoy todos conocemos.
Hoy llamado “Museo de Ambiente Histórico”, la antigua casa de Diego Velázquez del siglo XVI junto a la de los Dequesada del siglo XIX conforman uno de los museos más importantes de la ciudad de Santiago de Cuba y de todo el país, no sólo por las características arquitectónicas que manifiestan las dos viviendas que lo conforman, sino también por las colecciones que atesora y por la historia que ha encerrado durante años y siglos de existencia.

E77033C3 FF42 4356 AD7A 68C4AD6E6EFE
Museo de Ambiente Histórico de Santiago de Cuba.

Destacar la labor del Dr. Francisco Prat Puig en Cuba/Santiago de Cuba es un deber.
Nacido en La Pobla de Lillet, Barcelona, en el 1906, muriendo en Santiago de Cuba, Cuba, en el 1997, fue un gran Historiador de arte, arqueólogo y profesor universitario.
En 1929 se graduó en la Universidad de Barcelona de doctor en Filosofía y Letras y en Derecho. Trabajó como profesor privado hasta 1931, año en que obtuvo una plaza de catedrático en el Instituto de Mataró, donde impartió clases de historia y de geografía. También fue investigador del Institut d’Estudis Catalans de Barcelona y realizó algunas investigaciones históricas y arqueológicas en la zona del Maresme. Al estallar la Guerra Civil defendió con las armas el Gobierno republicano. Tras la derrota pasó a Francia, donde fue internado en el campo de concentración de Agde, Hérault. Logró que, a pesar de su condición, se le permitiese realizar excavaciones arqueológicas en dicha zona y descubrió un antiguo poblado ibérico, hecho que fue destacado en la prensa.

5C4C26F9 9837 4B75 926E 88A647572D92
Dr. Francisco Prat Puig.

A fines de 1939 llegó a Cuba. En la Institución Hispanocubana de Cultura ofreció en 1942 un ciclo de conferencias sobre historia del arte. También impartió clases en la Escuela Libre de La Habana, en el Centre Catalá y en la Escuela de Verano de la Universidad de La Habana. Se estableció en Santiago de Cuba en 1947 y dos años después comenzó a desempeñarse como profesor de la Universidad de Oriente, donde llegó a ocupar el puesto de catedrático de Historia del Arte durante más de dos décadas. Gracias a su esfuerzo se lograron salvar numerosas edificaciones santiagueras de valor histórico y arquitectónico. Realizó labores de restauración en construcciones de La Habana, Trinidad, Gibara, Sancti Spíritus y Camagüey, además de Santiago de Cuba.
Fue miembro del comité de redacción de la Revista de la Universidad de Oriente, así como colaborador de Nuestra España, Mensuario de Arte, Literatura, Historia y Crítica, La Nova Catalunya y Revolución y Cultura, así como de las publicaciones santiagueras Galería y Santiago. Por sus aportes al patrimonio cultural cubano y su prolongada labor docente se le confirió el grado de doctor en Ciencias del Arte. También recibió la Orden de Isabel la Católica, otorgada por el Gobierno español.
Obras:
El pre-barroco en Cuba; una escuela criolla de arquitectura morisca, La Habana, Burgay y Cía.1947
El nuevo Palacio Municipal de Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente.1951
El Castillo del Morro de Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente.1957.
Comentarios en torno a una exposición de pintura china, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente. 1959.
Guía razonada de los monumentos antiguos de Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, Imprenta Universitaria.1963.
La arquitectura colonial en Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, Imprenta Universitaria.1963.
La pintura de un abanico italiano de siglo XV, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente.1969.
La Casa de Diego Velázquez, La Habana, Arte y Literatura.1972.
Conferencias de historia del arte, Santiago de Cuba, Oriente.1984.
Significado de un conjunto cerámico hispano del siglo XVI de Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, Oriente.1986.

40272CAA CB74 4E0F 9929 24D7C34F87DC
Dr. Francisco Prat Puig.

Parte de la colección de arte de Francisco Prat Puig y que hoy atesora el centro que lleva su nombre.

Referencias: Wikipedia, Librería Digital de la Universidad de Miami, Ecured, Artículo de la página Santiagoenmi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =