En el Museo Arquidiocesano de la Catedral Nuestra Señora de la Asuncion existe la única huella visual que nos quedó de lo que fue la primera Catedral que existió en Santiago de Cuba, “La Ermita de Santa Catalina”, se trata de una copia de la plumilla del pintor Dennis Gallardo, cuyo original se guarda en el Archivo de Indias, en Sevilla, España, y en la cual se representa la Ermita de Santa Catalina, primer templo en construirse al fundarse la Villa en el siglo XVI.
El 28 de abril de 1522 el Papa Adriano VI, Adriaan Floriszoon Boeyens de origen neerlandés, el último papa no italiano hasta la elección de Juan Pablo II en 1978, autorizó el traslado de la capital de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (la ciudad primada por haber sido la primera ciudad fundada el 15 de agosto de 1511 por el conquistador Diego Velázquez) y donde se había fundado la sede episcopal con una bula de León X el 11 de Febrero de 1517, el primer obispo preconizado fue Monseñor Juan de Witte Hoose, Dominico flamenco que sin haber pisado jamás tierra Cubana, ejerciendo sus funciones desde España, logra en el Pontificado del Papa Adriano VI, el traslado de la sede episcopal a Santiago de Cuba, dándole el título de Ciudad y a su vez recibiendo el templo de Santa Catalina el título de Catedral de la Isla y Centro Religioso de Lousiana y la Florida, se ubicaba en las antiguas calles Marina y Callejón de San Francisco (hoy Aguilera y Padre Pico), en los terrenos de la antigua prision Provincial,lo que hoy conocemos como el VIvac.

https://books.google.com/books/about/El_Concilio_Provincial_Dominicano_1622_1.html?id=XRvFJb5Luw0C, página 67.

789391A9 ADB0 490F B498 1512FA80E77E
El Papa Adriano VI,autorizó en el 1522 el traslado de la capital de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (la ciudad primada por haber sido la primera ciudad fundada el 15 de agosto de 1511 por el conquistador Diego Velázquez) a Santiago, dándole el título de Ciudad a Santiago de Cuba.

Esta primera Catedral era de tablas de palma y techo de guano, se afirma que sus obras concluyeron en 1526, y solamente un año después en el 1527 fue destruida por un incendio.

F08B8FD7 2641 4AF7 ABB8 3B034DD63C40

El 8 de Marzo de 1523 el obispo Juan de Witte Hoose le dio a la Diócesis su primera organización, estableciendo la distribución de los diezmos, el obispo Witte renuncia a su mitra el 4 de Abril de 1525, desde esta fecha hasta el 1 de Enero de 1527 la sede del Obispado estuvo vacante.

http://dbe.rah.es/biografias/14456/miguel-ramirez-de-salamanca
El 1 de Enero de 1527 fue designado como Obispo de Cuba, Fray Miguel Ramírez de Salamanca,la primera y única persona que tuvo en sus manos, al mismo tiempo, la abadía de Jamaica y el obispado de Cuba.
Fue presentado como abad el 17 de mayo de 1527 y se le extendieron sus ejecutoriales el 20 de marzo de 1528. El obispo burgalés fue el encargado de erigir la Catedral de Santiago de Cuba, desde finales de octubre de 1526 se le concedieron la mitad de los frutos de la Abadía y fue el primer jerarca eclesiástico que viajó a la isla.
Esta vez se construye de piedra, recibiendo el nombre de “Nuestra Señora de la Asuncion”, orientada de este a oeste, a un costo de 50 000 ducados, en los terrenos que hoy ocupa la actual iglesia, que en esa época era solamente una altura rodeada de varias casas, se concluyó en 1555, bajo el gobierno del obispo guipuzcoano Fernando de Urango, quien fue sepultado en ella posteriormente. Para su financiamiento se empleó una pequeña parte de la herencia de Diego Velázquez, algunos envíos de la corona y donativos de vecinos. Orientado de este a oeste, no parece haber sido un inmueble notable en sus dimensiones, ni como obra arquitectónica, pues hacia esta época la capital ya se había trasladado de Santiago a La Habana. Es en esta iglesia donde quedarán depositados los restos de Diego Velázquez de Cuéllar, fallecido en 1524. En 1810, durante las labores previas a la construcción de la nueva catedral, se encontró la lápida sepulcral, que hoy guarda el Museo Emilio Bacardí Moreau, conformándose así entre iglesia y vecindario un conglomerado social durante los siglos XVI y XVII, donde la vida cultural fue sumamente limitada, la educación se reducía a la labor de una pequeña escuela dependiente de la Iglesia Catedral, en ella se desempeñó como maestro el primer cubano de esa profesión que se conoce, el sacerdote Miguel Velázquez, un mestizo hijo de india y español, y de quién se dijo que era un hombre virtuoso, El primogénito, a Miguel Velázquez se le considera el primer músico importante nacido Cuba, organista entregado a labores religiosas, fue hijo de una aborigen cubana y de un español emparentado con los el colonizador Diego Velázquez.
Realizó estudios musicales en Sevilla y Alcalá de Henares, llevando paralelamente la carrera eclesiástica, regreso a su tierra natal Santiago de Cuba, ocupó el cargo de Regidor del ayuntamiento Santiago de Cuba.
En 1544 fue canónigo en la Catedral de Santiago de Cuba, tocaba el órgano, conocía el canto llano y se ocupaba de las funciones propias de su cargo, además de ser profesor de música y gramática.
En carta del Obispo Sarmiento al rey Carlos V, de fecha 25 de julio de 1544, al referirse al músico mestizo, dice el religioso: “Enseñaba la gramática y era de vida ejemplarísimo”.
En España aprendió a ‘tañer los órganos” y se hizo experto en el canto Gregoriano. Miguel Velázquez compuso motetes y villancicos para los oficios cantados en la iglesia.
En otra carta de recomendación al monarca, esta vez del contador Juan de Agramonte, manifiesta: “Mozo de edad y anciano de doctrina y ejemplo, por cuya diligencia está bien servida la iglesia”.
Velázquez era descendiente directo del conquistador, pero de sangre, no de ideas, porque al referirse a su país natal, dijo: “¡Triste tierra, como tiranizada y de señorío!”.

En 1553, Jacques de Sores atacó la ciudad y exigió la suma de 80 000 pesos para no destruir la Catedral.


En 1562 sufrió otro gran ataque de corsarios franceses, quedando el templo completamente destechado e imposibilitando al culto. En 1586, es saqueada nuevamente por los piratas, saqueo que se repite en 1603, y esta vez la incendian. Veinticinco años después, en 1628, fue reparada y abierta al culto. En 1653, a expensas de Don Juan Alvarez Salgado, se construye la Capilla Mayor. El pirata Henry Morgan, en 1662, ataca nuevamente la Catedral de Santiago de Cuba quemándola y saqueándola, esta vez se roban hasta las campanas del templo.


En 1663, se tratan de reparar los daños, pero no es hasta 1671 que comienza la reconstrucción de esta Catedral utilizando los bienes de la iglesia de Jamaica que era posesión inglesa; y son inauguradas las obras el 24 de Febrero de 1674 por el Presbítero Francisco Ramos.
A penas inaugurada, ese mismo año, sufre grandes daños a causa de un terremoto que obligan a cerrarla al culto, el 11 de Febrero de 1678, entre las 9 y las 10 de la mañana, un violento terremoto destruyó la Capilla Mayor y provoca grandes averias en el cuerpo del edificio, un año más tarde, en 1679, un huracán y un terremoto desmoronan los restos que quedaban, serie de acontecimientos que la hicieron sucumbir por completo.

En 1686, el Obispo Diego Evelino de Compostela, nació en Santiago de Compostela, España en 1638. Fue elegido obispo de Santiago de Cuba el 4 de junio de 1685. Religioso de la Trinidad en 1686, comienza la construcción de un nuevo edificio, tercera Catedral, fue abierto al culto, aún sin terminar en 1690. La catedral era entonces de madera toscamente labrada, de tres naves. Los altares eran doce, el mayor algo burdo y pequeño de color dorado, el coro de cedro con moldura de talla, a su izquierda el órgano, la reja con aditamentos traídos de Sevilla y el cementerio en torno a la iglesia de cal y ladrillos. En la década siguiente se le agregaron otros cuerpos, pero de nuevo fue afectada por los temblores.

A principios del siglo XVIII, en 1719, se hacen grandes reparaciones, y en 1760, con la llegada del Obispo Pedro Agustín Morel de Santa Cruz de Lara, sacerdote católico, obispo de León, entre 1749 y 1753 y Cuba, entre 1754 y 1768, nacido en Santiago de los Caballeros en La Española, hijo de un militar español, estudió en la Universidad de Santo Domingo y luego se trasladó a Cuba, donde fue ordenado como sacerdote en 1718. En 1749 fue nombrado obispo de León y en 1754 obispo de Cuba, se instalan las cuatro pilas de agua bendita que hoy aún se conservan en la iglesia.

7BF3E69F 1696 4C1D A74C 71E63E495A63
Segunda versión Arquitectonica de la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion”,Santiago de Cuba.
Frontispicio estilo barroco donde predominó la línea curva como elemento básico de diseño que serpentea en las terminaciones, el juego con la luz para buscar el efecto de los claro-oscuro, las columnas y pilastras se adosaron a los muros como elementos decorativos perdiendo su función estructural para escoltar nichos en ocasiones vacíos, en esta fachada se busco la perspectiva y predomina el balance simétrico en la composición.
B38916C5 7050 489D 9509 F41BB5BF9858
En el 2016 la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion” de esta ciudad lució su fachada barroca a los presentes en la antigua Plaza de Armas, el artista Europeo Gaspare di Caro propuso un viaje al pasado, permitiéndole a los Santiagueros del siglo XXI, presenciar el aspecto que ostentaba el emblemático recinto espiritual en siglos pasados.

El 11 de Junio de 1766, a las 11:45 de la noche, la ciudad se estremece por uno de los terremotos más violentos ocurridos en Santiago de Cuba. Las Capillas Mayor y Auxiliar quedaron en ruinas y para el culto se habilitó una casa de paja que estaba en la Plaza de Armas y que fuera cedida por su dueño Francisco Fuente.
Muchos fueron los intentos por construir una nueva catedral, habia que demoler el edificio arruinado, comprar las propiedades circundantes, hacer diseños,etc.

3D2042C4 EE16 4606 A589 ED53DBA1AE66
Tercera Versión Arquitectonica de la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion”, Santiago de Cuba.
Frontispicio de estilo Neoclásico, predominando en esta etapa la reconstrucción de la fachada con el fronton neoclásico, que reproduce el aspecto al de los templos griegos, presencia de los cinco órdenes clásicos, reconociéndose por los capiteles, el hierro borra muchos elementos del barroco que estaban hechos en madera y aparecen las rejas y las mamparas, las ventanas enrejadas bajan el nivel de piso en esta etapa de fiesta del arte herreriano.
92A8DFA9 B8F7 405A 87F5 F31D9B7635CB

El 15 de Agosto de 1810, se coloca la primera piedra de lo que sería la Cuarta y última Catedral de Santiago de Cuba y se utiliza parte de la sepultura de Velázquez, como piedra de la Constitución.
Quedaría orientada de norte a sur y tendría cinco naves. Las obras duraron ocho años, culminando el 24 de Abril de 1818. Ocupando una superficie de 2 115 métros cuadrados.
El terremoto del 20 de Agosto de 1852 le arruina las naves laterales, la media naranja y las torres, quebrándose las campanas. Estos daños se repararon pronto.

41DF0EF9 84CD 4285 838C 3C0E75D2A54B
Cuarta Versión Arquitectonica de la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion”, estilo Ecléctico Santiago de Cuba.
Frontispicio estilo Ecléctico, fue la suma de los estilos anteriores, predominó la marcada separación del atrio de la acera y la reducción de cuatro a tres niveles en las dos torres, imprimiéndole mucha más altura, en el siglo XX, desapareció el atrio-cementerio, fue sustituido por los actuales locales de comercio y otras funciones.

En el 1874 se le adiciona el Reloj de la Torre derecha y la tarja conmemorativa donde se desglosan los aportes y donativos de las sociedades y personalidad de la ciudad en su compra y posterior colocación.
Corría el año de 1874, en la torre derecha del frontispicio de la Catedral Primada de Cuba, quedaba instalado un imponente Reloj de dos esferas, una mirando a la Plaza Cívica (hoy Parque Céspedes) y el Ayuntamiento, y otra a la calle Santo Tomás.
En sus memorias Don Emilio Bacardí y Moreau sólo hace dos breves referencias al hecho en sus Crónicas de Santiago de Cuba, “Reloj-El Ayuntamiento adquiere un reloj para ser colocado en la Catedral”: Reloj que volverá a parecer al consignar “Don Joaquín Escrich se hace cargo del alumbrado del reloj de la catedral”.

Juan María Ravelo Asencio, historiador, escritor y periodista santiaguero, da más detalles en su libro Medallas Antiguas:
En la torre occidental, o derecha del frontispicio, se encuentra el reloj, el cual fue colocado siendo Gobernador de la Provincia el Exmo Sr. D. Sabas Marín a expensas del M.I. Ayuntamiento. Lo colocó y vendió D. Daniel Gramatges en junio de 1874, por la cantidad de $ 1157.00 pagados del modo siguiente:
Círculo Español   $ 510.10
Club de San Carlos. $102.10
Sociedad Filarmónica Cubana $ 341.10
Tácito y José Bueno y Blanco $ 204.10

369B1047 C70D 4B43 888E 4973E999C160

Al  Brigadier Sábas Marín se acercaron dos connotados santiagueros, los hermanos don Tácito y don José Bueno, portadores de la sugerencia encaminada a situar un reloj público en una de las torres de la iglesia mayor o Catedral, con el propósito de ofrecer a la población la hora desde el sitio más alto de la ciudad de aquel entonces. Según relata, el Brigadier estudiaría la petición, consultando y oyendo distintos pareceres, luego sito a los hermanos Bueno para sostener en el Círculo Español (situado en las esquinas de Santo Tomás y Heredia), una conversación a cerca de la petición.Asistirían don José y don Tácito y en presencia de la directiva del Círculo Español y de ilustres miembros de la Sociedad Filarmónica Cubana, el Club San Carlos y el Ayuntamiento, se tomó la decisión de la compra del reloj.
Allí acordarían cómo sufragarían los gastos, y encomendarían a Daniel Gramatges, comerciante e importador santiaguero, la compra e instalación del mismo.Así desde 1874, aquel reloj acompañaría el andar de Santiago de Cuba y sus ciudadanos que se acostumbrarían a ajustar sus relojes por el “de la Catedral”, marcaría su tiempo bajo el signo de la cruz que remata la torresu mantenimiento corría por el Ayuntamiento santiaguero. Quedaría detenido la madrugada del 3 de febrero de 1932 a la 1.16 minutos, hora del terremoto que asoló la ciudad, la Torre del Reloj quedó tan dañada que incluso se pensó en derribarle, pero el entonces arzobispo de Santiago de Cuba Monseñor Fray Valentín Zubizarreta no aceptó esta idea, entonces fue reconstruida lográndose salvar.

C5AC604C 273D 4B66 AB1E 90276BB6B4DE

Antoñico Bell, sería su custodio y “relojero” durante décadas venciendo desidias e injusticias, gracias a su empeño la ciudad escuchó el sonar de sus campañas, haciendo que todas sus fuerzas fueran al unísono “tracción, arrastre, sustentación y gravedad”. En el 1974 se intentaría su puesta en marcha para celebrar el centenario; Antonio Lirio, Carlos Lefebre y los operarios Juan Ortiz y Juan Vega,acometieron la tarea, conformando la rueda de escape que debía volver a ponerlo en marcha. Así fue pero un pequeño desperfecto en la nueva pieza que le hacía adelantarse; quedando en la buena intención la realización de la rueda de escape adecuada.

La instalación en la década de los 80’s de un nuevo y flamante reloj digital en la azotea del Banco Nacional de Cuba dejaría al viejo reloj en el olvido, con solo sus esferas y agujas detenidas mirando la ciudad.

38B705BF 7F65 41E1 B462 9BA77AE6DFD5
Reloj del Banco Nacional de Cuba.

Convertida en mirador la Torre del Reloj fue abierta en octubre del 2015, aunque el acceso al nuevo mirador de la ciudad de Santiago de Cuba, puede ser difícil para algunas personas debido a que el ascenso hacia el se realiza a través de 93 antiguos escalones de madera, la promesa de unas vistas espectaculares fue razón suficiente que me convenció hacer la escalada, las visuales de la ciudad por primera vez ante mis ojos del mar, las montañas, calles empinadas, tejados rojos antiguos salpicados ahora por el brillo de los techos de zinc y a lo lejos el Puerto dejaron en mi un recuerdo eterno de la belleza de Santiago desde la altura de su Torre del Reloj, yo tocaba el borde donde se incrustó y pensaba en cuantas generaciones de Santiagueros por allí vio pasar, cuantos que ajustaron sus relojes por el de la Catedral.

El 15 de Febrero de 1882 el Papa León XIII concede a la iglesia Catedral Metropolitana el título de Basílica Menor.
El aspecto basilical interior que ostenta hasta la actualidad, no ha sufrido cambios ni transformaciones desde esta intervención. La Catedral y su altar mayor fueron consagrados, visibles hoy por las doce cruces situadas en las paredes interiores del templo. En el altar mayor fueron colocadas las reliquias auténticas de los santos mártires Anastasio, Feliciano, Fructuoso y Felicidad.

AFF6E74E 9AF5 4851 AC7F 134B9ADDEE8F
Altar mayor.

Ya en el siglo XX la Catedral sufriría importantes cambios,con motivo del cuarto centenario del traslado de la catedral de Baracoa a Santiago de Cuba (1522-1922), el entonces arzobispo Monseñor Félix Ambrosio Guerra comenzó una restauración de la Catedral según su gusto y mentalidad italiana, queriéndole quizás dar el aspecto de una basílica romana.
A él se debe que su fisonomía quedara finalmente transformada: la desaparición del atrio-cementerio, sustituido por los actuales locales de comercio y otras funciones, cambios que en su momento no fueron bien recibidos. Esta obra fue realizada según proyecto y ejecución del insigne arquitecto santiaguero Carlos Segrera Fernández (quien tuvo a su cargo otros bellísimos proyectos arquitectónicos de nuestra ciudad.

El terremoto de 1932 dañó seriamente la Catedral Metropolitana. Sufrió afectaciones en diversos lugares especialmente en las torres siendo la más dañada la torre del “Reloj”.
El Ángel del Juicio Final, que remata el frontispicio de la fachada principal, imponente escultura de mármol de Carrara sufrió graves daños en su ala derecha y perdió la gran cruz griega que cayó al atrio catedralicio en pedazos. El ala fue reconstruida por los marmolistas Hnos. Prieto, y por medidas de seguridad y escuchando el parecer de los expertos no se volvió a colocar en su lugar la cruz griega, que aunque rota se conserva en la actualidad.

Ahora les propongo un recorrido detallado de su interior.
El templo posee planta basilical de cinco naves, conformada por una central y dos laterales; claristorio y abside.La presencia del atrio elevado le otorga mayor prestancia a la edificación y acentúa su carácter monumental, además de constituir un magnífico mirador hacia la plaza. Esta edificación constituye un paradigma del eclecticismo santiaguero.
Entrando por la puerta principal, a la izquierda, se encuentra La nave del Santísimo de frente, se muestra la capilla de Jesucristo acompañado por dos ángeles a ambos lados. Encima de la capilla, se encuentra el cuadro de “La última cena”.
Delante de la capilla, en el piso, se hallan los restos de Francisco de Paula Barnada y Aguilar, primer Arzobispo cubano. La cripta se identifica por una lápida.

A511614F 0D62 46BC BA43 0C0549D8CB73

Al lado izquierdo, se encuentra en la pared la escultura de “San Juan Evangelista”, acompañado por dos niños con libros en las manos, en la primera columna se halla un cuadro de Viacruce que está reconocido por números romanos, llegando a la nave de la Virgen de la Caridad. Completan un total de 15 cuadros de obras pictóricas de la “Crucificción de Cristo”.
En la misma pared, le sigue la escultura de «San Pedro Apóstol». Al llegar a la puerta, está un Batisleño de mármol de Carrará, traído en 1852 de Italia. Está ubicado en la entrada de las puertas laterales donde se deposita agua bendita utilizada por los fieles para persignarse y bautizar a los niños. Seguido, se encuentra la capilla con la figura de la “Virgen de los Dolores” y otra de Jesucristo. Al fondo, «San Juan Bautista»; quien le abrió las puertas a Jesús. A continuación se encuentra una obra de «San José».
La nave del Coro, exalta el Órgano de Viento que abarca todo el fondo de la pared. Este instrumento, ya centenario, esta bien conservado a pesar de todas las circunstancias que sufrió la iglesia.

En ambos laterales, dos pinturas, una de la Virgen de la Caridad y la otra de Joaquín de Oáses de Alsúa.
Frente a estos, los bancos bien alineados; a un costado cubriendo una columna una estrecha escalera de madera tallada decorada en oro, con imágenes de Jesús incrustadas una con una copa en la mano.
La cara del cristo tiene un sobre hecho de madera en forma de corona, muy antiguo, llamado el púlpito; donde los sacerdotes daban la misa de espalda a los fieles.
En la parte superior del techo se encuentran los cuadros de lienzo martillado por el pintor dominicano Luís De Sangle. El primer cuadro muestra La coronación; el segundo, en el Cenáculo; el tercero, La Anunciación; el cuarto, Los desposorios y el quinto, La presentación. Debajo de esto, aparecen símbolos bíblicos; entre arcos y columnas imágenes de yeso de los primeros doctores, tanto de oriente, como de occidente: San Gregorio Magno, San Agustín, San Ambrosio y San Jerónimo. En la nave hay una escultura de Jesucristo hecha de mármol y seguido, un confesionario.

La nave central, al frente, contiene el antiguo coro de los canónigos. Es la escultura más vieja dentro de la iglesia; data de 1810 y fue mandada a construir por Joaquín Oses. Esta escultura tiene una mezcla de estilo ecléctico, y un barroco muy cargado. En 1852, pasó a ser sede del Arzobispado. Está confeccionado en tres pisos de balcones de madera tallada, enchapada en oro. Posee un Jesucristo de madera colgando del balcón del centro. Debajo de los balcones, se aprecia una exquisita obra de ebanistería con sus sillas talladas. La decoración del techo, realizada en la remodelación de 1922 por el artista Dominicano Luís Desangles. 

La mesa de mármol blanca fue traída de Italia y representa el altar mayor. En la parte delantera de la mesa está representada “La última cena”.

048C6D69 1C12 448F 9701 AD6FCEB966AA
07185925 3235 48F0 BCDE EEED6A3922A5

En los techos se encuentran dos lámparas colgantes. En el piso, tres lápidas: la del excelentísimo reverendo Monseñor Fray Valentín Zubisarreta, el arzobispo Enrique Pérez Cerante y Francisco Alsúa de Prada.

En la parte superior del centro, se encuentra la cúpula con ventanas de cristales bordeándolas con imágenes de angelitos, rosetas e imágenes de cuatro apóstoles. Están creadas en yeso, más adelante, dos hileras de bancos bien alineados.
En el techo, la imagen de la inmaculada, a la derecha de la parte superior, los siguientes cuadros muestran la llegada de Santiago Apóstol,el segundo, el Martirio de Santiago, el tercero, la aparición de Santiago en Zaragoza; el cuarto, la despedida a los Apóstoles, el quinto, la Vocación de Santiago.
La nave de Sacristía se llama así porque está al frente de la propia sacristía. Al fondo, dos cuadros, uno de la santísima Trinidad; el otro refleja en persona al Padre,El Hijo y El Espíritu Santos. Debajo, algunos cuadros pequeños del pintor Nicolás de Escalera; y en la esquina un piano.

La nave de «La Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba» tiene a la hermosa virgen, vestida de oro y con velas enormes a ambos lados. La imagen está acompañada de las banderas cubana y la del Vaticano, respectivamente. En la parte inferior de la capilla, se encuentra el escudo nacional; frente a ella, en el piso, una lápida del Monseñor Mariano Rodríguez de Olmedo y Valle, quien fuera Arzobispo de Santiago de Cuba en 1824.
Fuera de la capilla se encuentra incrustado la escultura de «San Judas Tadeo». Al frente, una mesa que recoge limosnas y donde se prenden velas. A unos pasos, se encuentra la capilla de San Antonio y María Claret ,en la parte superior, una imagen acostada de «San Tarsicio Acolito y Mártir». Al fondo de la nave está el Sagrado Corazón. Estas naves están echas en forma de cruz.
Al volver a la sala de estar y descender por una escalera, se encuentra la sacristía. Ahí se encuentra una reja que da paso a la parte de la iglesia que se comunica con el templo.

Arquitectura exterior.
Comencemos por la fachada norte o fachada principal donde se definen tres cuerpos principales: las dos torres y la portada.
En el centro de la portada se abre el vano que sirve como puerta principal y que culmina con un arco de medio punto tapeado por una celosía. Sostiene dicha celosía, una pequeña viga arquitrabada. Las hojas de las puertas son españolas. Están decoradas con clavos en su doble función de ajuste y decoración; sus cabezas estan decoradas con estrías.
Este acceso esta enmarcado por un par de columnas de estilo corintio a ambos lados, montadas cada una sobre un pedestal; los fustes son estriados y terminan en un capitel formado por volutas estilizadas y hojas de acanto del estilo más decorado de los clásicos. Están rematados por el abaco y sustentan el entablamento formado por un arquitrabe decorado con dentículos y modillones, que corre por toda la fachada en forma de un anillo decorativo al igual que el friso y la cornisa.

Los dos pares de columnas sostienen un frontón adornado con dentículos y modillones y en el centro, un elemento de alto relieve que presenta un ángel sentado sobre una tumba rematado en la parte superior por un pretil escalonado, también decorado, que sostiene en el mismo centro la escultura de un Ángel Guardián.

La Torre Campanario presenta tres cuerpos fundamentales. En el cuerpo adosado a la nave, presenta un pedestal que soporta dos pares de pilastras estriadas adosadas a la pared con capiteles corintios; en el intercolumneo se abre una hornacina abocinada rematada por un arco de medio punto, en su interior, sobre una peana, se encuentra una escultura del Almirante Cristóbal Colón; una similar representa al Padre las Casas. En general la fachada Norte es la más decorativa.

La fachada Este conserva de manera más vívida; los elementos neoclásicos de la construcción antigua y la fachada Sur conservan rasgos característicos de la catedral del siglo XIX y presenta incisiones simulando muros de cantería.

Al fondo de la iglesia se encuentran dos esculturas de leones echados a cada extremo del portón. Atravesando esta entrada se muestra una sala de estar con muebles aún centenarios muy bien conservados; a la izquierda una oficina y seguido, la biblioteca. Al salir de la misma y ubicarse al frente, queda una escalera que da paso a la casa del actual párroco de la Iglesia.

Al volver a la sala de estar y descender por una escalera, se encuentra la sacristía. Ahí se encuentra una reja que da paso a la parte de la iglesia que se comunica con el templo. Al continuar el desceso por los escalones, se observa el piso revestido de ladrillos desnudos que datan de su antigua construcción.

Este pequeño pasillo posee a ambos lados, varias criptas del antiguo cementerio donde se enterraban personalidades de la iglesia como obispos, sacerdotes y otras personalidades eclesiásticas.Diego Velázquez de Cuella estuvo enterrado en esta iglesia, al morir dejó un testamento pidiendo que lo enterraran en esta catedral. Cualquier persona, en su diario diambular por esta parte del edificio, puede observar a la derecha, la reja que permite la salida a la calle de San Basilio. Esta estructura aún se conserva intacta a pesar de los terremotos sufridos en la ciudad.

02945402 8778 4BCA 8567 BCCB8830FAE2

En el 2016 la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion” de esta ciudad lució también su fachada Ecléctica a los presentes en la antigua Plaza de Armas, así también y como parte la gala de apertura de la Exposición Bíblica, “La Biblia: el camino de Dios en el Camino del hombre, se vistió de coloridos pasajes bíblicos gracias a la creatividad de los técnicos de luces del Arzobispado de Santiago de Cuba.
Les comparto imágenes de aquel momento que quedó para siempre en el recuerdo de la ciudad,cuando la Catedral “Nuestra Señora de la Asuncion” se vistió de luces y color iluminando el camino y los corazones de todos los Santiagueros.

Referencias: Diferentes Volumenes de Las Cronicas de Santiago de Cuba de Emilio Bacardí Moreau.
Fotografia:
Willian Riera
José Roberto Loo Vázquez
Jean Van De Maele

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 2 =