Cuando el opulento Don Manuel de Granda en el siglo XIX construyó su gran mansión frente a la céntrica Plaza de Armas en la esquina de las calles San Pedro y Catedral, no podía imaginar que el solar haría a su apellido traspasar los siglos y le daría nombre a un famoso hotel el Hotel Casa Granda,el Hotel más antiguo de la ciudad de Santiago de Cuba.
La Casa de Granda, como la conocían los vecinos, fue utilizada después como casa de huéspedes, fundamentalmente funcionarios y operadores del ferrocarril que allí descansaban después de largos viajes.

E964124E 5145 4DAD 8039 AC2EF0EF2433
La casa de Granda, casa de huéspedes de Santiago de Cuba,siglo XIX.
D42DDA27 DA0A 4950 AB5A 3621352C8FF5
La casa de Granda, casa de huéspedes de Santiago de Cuba,siglo XIX.

El Presidente de los ferrocarriles, Horacio S. Rubens, abogado norteamericano que prestó servicios profesionales a la delegación del Partido Revolucionario Cubano en 1895.

Fue amigo de José Martí y logró gran identificación con Tomás Estrada Palma,decidió construir el hotel en el año 1913, se le encargó el proyecto al acreditado arquitecto santiaguero Carlos Segrera y la ejecución de la obra a la firma Amigós y Hermanos. La obra, incluyendo la demolición, comenzó el 1 de junio de ese mismo año y se concluyó en seis meses, lo que constituyó, y todavía es, motivo de admiración por el breve tiempo empleado y la calidad de su ejecución.
El periódico “La Independencia”, del 11 de enero de 1914, realizó una extensa crónica sobre la inauguración, donde describía el amplio edificio profusamente iluminado como un palacio propio de «Las mil y una noches».

En los tres pisos se ubicaron 50 habitaciones dobles con baños y 18 sencillas con servicios comunes. Los muebles del hotel, de severa elegancia, fueron realizados en una afamada casa de Nueva York. En la azotea se situaron las habitaciones para los empleados y los tanques de agua. Años después se construiría un «roof garden» al ponerse éstos de moda. Por supuesto, desde su inauguración contó con un ascensor.

La calidad de la obra quedó demostrada cuando el violento terremoto que devastó la ciudad de Santiago, el 3 de febrero de 1932, destruyó innumerables edificaciones y sólo ocasionó ligeros desperfectos al hotel.
En el año 1953 los Ferrocarriles le hicieron una reparación importante a la instalación y al año siguiente lo vendieron a la firma Losada,López ,Lacau, S.L. quienes luego arrendaron algunos salones a los propietarios del «Cabaret Montmartre» para en ellos instalar un casino de juego.

Con los cambios y los años el Hotel Casa Granda en el céntrico Parque Céspedes fue refugio nocturno del pueblo de Santiago de Cuba y de los Grandes y Famosos del mundo, guardando eternamente la huella que allí dejaron, el pasillo que conduce al Bar 500, decorado como un Hall de la fama, por haber pisado allí innumerables personalidades, en una época dorada de la ciudad, así desde el 1914, cuando el mundo se sobrecogía bajo la amenaza de la I Guerra Mundial, Santiago de Cuba, la segunda ciudad más importante de la Isla, celebraba a toda pompa la inauguración de un hotel que habría de otorgarle para siempre la impronta de gran plaza hotelera.
Casa Granda abrio sus puertas erigiéndose en un sitio especial que todo los visitantes buscan para encontrarse con la historia de la ciudad.
Entre sus más ilustres huéspedes se encuentran los artistas mexicanos Tito Guizar, Jorge Negrete, Pedro Vargas y Eva Flores; el escritor Graham Greene, los españoles Pedrito Rico e Imperio Argentina, el novelista peruano Ciro Alegría, la cantante y actriz Libertad Lamarque, el gran actor norteamericano Errol Flynn,del universo deportivo nada menos que Joe Luis y el formidable jugador de grandes ligas Babe Ruth.

682984AE 5718 4B9B 91E7 6895BF8522D1
Hall de la fama del Hotel Casa Granda.

Imágenes que te harán sentir como huésped, desde sus habitaciones se puede disfrutar de toda la riqueza Arquitectónica tan llena de recuerdos Santiagueros, en ese ir y venir del tiempo.

A1D74342 0199 42F1 BBB1 72FC2E285EB7

El Hotel Casa Granda, el viejo caballero de blanco, a pesar del tiempo, para siempre nos asombra con su elegancia imponente, desde su Terraza “The Roof Garden” el Sol debuta cada tarde sus mejores atardeceres dando lugar a una noche de espectáculos de baile del Show “Sabor Santiago”, imaginación sonora de la ciudad y sus Santiagueros, para quienes seguirá siendo un enigma.

El recuerdo de un gran momento cuando su terraza se convirtió en un palco gigante durante La visita del Papa a Santiago de Cuba, dejando a su paso aroma de bendiciones en el “Hotel Casa Granda”,una de las joyas del Parque Céspedes Santiaguero.

76A410CF E8B8 4762 BB29 23228AFA1A98

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + quince =