La legendaria «TROCHA» una arteria principal de Santiago de Cuba.

trocha santiago de cuba fotos antiguas 3
trocha santiago de cuba fotos antiguas 2
trocha santiago de cuba fotos antiguas 1
identificativos de trocha 1
identificativos de trocha 2
identificativos de trocha 4
diablo rojo 3 1
edificio de cinco plantas arte en la reanimacion 1 1
edificio de cinco plantas arte en la reanimacion 2 1
parques jardineras 1 1
reanimacion paradas de medios de transporte 1
image 13


He decidido comenzar una serie de relatos sobre las calles de Santiago y he tomado como punta de partida una calle que más que calle es una Avenida donde convergen muchas de las calles históricas de la ciudad, hablamos de nuestra «TROCHA».

Su nombre surge en el periodo de las guerras independentistas del siglo XIX, las fuerzas colonialistas españolas crearon anillos defensivos alrededor de Santiago de Cuba. Esos anillos tenían “fuertes” que se comunicaban unos con otros mediante trochas militares.

En Punta Blanca (por donde está hoy el Hospital Militar) se encontraba ubicado uno de esos fortines, precedido de otros en la zona de la Colonia Española, Gasómetro… Una vía paralela al sendero militar que finalizaba en Punta Blanca, recibió el nombre de Camino de la Trocha.

Por allí transitaban quienes iban a pescar a la zona de Los Cangrejitos. Luego, en el entorno fueron apareciendo casas de pescadores; se perdió el nombre de camino y quedó el de Trocha, con sus viviendas y población.

En 1915, en octubre, por acuerdo del Ayuntamiento Trocha pasó a llamarse Avenida 24 de Febrero. 103 años después el pueblo le sigue llamando así: la Trocha… la del Carnaval.

Era hermosa la vista que ofrecía la avenida Trocha, en esta ciudad sur oriental de Cuba, a mediados de la década de los años 50 del siglo XX, bien arbolada y con decenas de sitios de venta diversa, cafeterías, todo bien alumbrado por las noches. Quienes la transitaban por el día lo hacían bajo una sombra agradable, porque los árboles a ambos lados de la vía, eran tan frondosos que unían sus copas y formaban como una suerte de arco triunfal o de paseo Boulevard. Cientos de pajaritos llegaban a las ramas cada tarde, ofreciendo una inolvidable y sonora sinfonía.

El Carnaval Santiaguero encontró allí el sitio mejor dispuesto en la ciudad, hasta el punto que Trocha se hizo mundialmente famosa.

Desde Los Tejada hacia el mar, a Trocha la acompañaba el río Yarto, que emergía hasta Los Cangrejitos, arrastrando por el Zanjón, las aguas negras de varios repartos.

El ciclón Flora dejó en tan malas condiciones los árboles, que todos fueron sacados de raíz. Más nunca hubo ni buena sombra ni cantos de pájaros. Luego a la avenida se le fue apagando su esplendor y hasta el mismísimo Carnaval languideció allí.

Solo hace algún tiempo se trabaja en devolverme el esplendor a nuestra arteria Santiaguera, reconocido esfuerzo de los Santiagueros en el ocaso de una arteria de más de dos siglos.

En cuanto a renombrar las calles, nos decía el historiador Raúl Ibarra Albuerne.

“La tradición, es decir, todo el pasado de un pueblo a través de sus usos y costumbres, es cosa que se saca a plaza en cada momento, pero solo por el placer de hacerlo, pero sin que se quiera respetar mucho su significación en el acervo popular. Y la vigencia de la tradición en la vida de nuestro pueblo, se manifiesta como en ninguna otra cosa, en el nombre de nuestras calles, que los distintos Ayuntamientos han rebautizado en múltiples ocasiones, sin que, valga la frase, “nadie le haya hecho caso”, porque por sobre la resolución oficial está la voluntad del pueblo, que es quien manda, que es quien consagra o veta esos “bautizos”. Naturalmente, el Ayuntamiento al hacer esos “bautizos” ha tratado de honrar a héroes de nuestra independencia o a personalidades relevantes de nuestra patria o el extranjero. La intención ha sido correcta, pero los resultados han sido desconsoladores. Es un error tratar de cambiar nombres de calles que están tan unidos a la ciudad en su vida misma, que forman un todo con la urbe.

¿Quién le dice a Trocha, 24 de Febrero?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =